157 Zenbakia 2002-03-01 / 2002-03-08

Elkarrizketa

Jose Mari Muxika: "En Topagunea organizamos las actividades que la sociedad vasca desea desarrollar"

SALA, Teresa

Elkarrizketa: Jose Mari Muxika Jose Mari Muxika, Presidente de la Federación Topagunea "En Topagunea organizamos las actividades que la sociedad vasca desea desarrollar" * Traducción al español del original en euskera Teresa Sala El getxotarra Jose Mari Muxika está involucrado en la actividad cultural vasca desde el año 1988. Aun cuando su profesión nada tenga que ver con este ámbito, siempre ha tratado de potenciar su relación con el euskera. El año 2000 fue designado presidente de la Federación Topagunea, y se muestra optimista con respecto a la actividad que desarrolla la federación y a la evolución del euskera. Topagunea es una federación que agrupa tanto a las asociaciones del euskera como a las publicaciones locales en euskera. Se configura como un marco para los nuevos proyectos que vayan emergiendo en el ámbito de las asociaciones del euskera y de las revistas locales, donde poder compartir ideas y experiencias, gestionar de forma centralizada para así optimizar los recursos económicos, y erigirse como un único intermediario ante la administración y demás entidades. ¿Cuándo y cómo se fundó Topagunea? ¿Cuál ha sido su proceso de evolución? La Federación Topagunea se fundó hace cinco años, en 1997, como culminación de un proceso de unificación. En un primer momento se emplazó en los locales que la asociación del euskera "Berbaro" posee en Durango, pero ahora ya cuenta con tres oficinas: en Arrasate, en Lasarte y en Abadiño. Al principio trabajaba una sola persona, pero al crecer el ritmo de trabajo, ha sido necesario aumentar el personal, y hoy en día trabajan diez personas. De los quince socios que tenía en el momento de su fundación ha pasado a tener 61, tres de los cuales provienen de Álava, 25 de Bizkaia, 31 de Gipuzkoa y dos de Navarra. Por el momento no tenemos socios en Baja Navarra, Laburdi y Zuberoa, aunque hay que tener en cuenta que más del 80% de los vascoparlantes viven en Bizkaia y Gipuzkoa. En este sentido, estamos bastante preocupados por lasituación de Bizkaia, porque a pesar de haber tantos vascoparlantes como en Gipuzkoa y contar con varias asociaciones del euskera, debe desarrollar muchos proyectos. ¿Cuáles son los principales objetivos de la federación Topagunea? ¿Qué proyectos tiene entre manos? La Federación de asociaciones del euskera Topagunea comparte los mismos objetivos que sus miembros. Sus principales cometidos son dos: impulsar la actividad de las asociaciones del euskera, y poner sus servicios a su disposición. Se trata de reforzar tanto la propia federación como, al mismo tiempo, las asociaciones. Con tal fin, estamos diseñando una infraestructura que nos permitirá actuar conjuntamente, aplicar de forma unánime los valores y conceptos básicos de la federación, y formular los modelos de financiación de la organización. ¿Cuál es el funcionamiento de Topagunea? Topagunea está dirigida y gestionada por una comisión directiva de nueve personas y se divide en seis áreas: servicios generales, actividad cultural, niños y jóvenes, euskaldunización de las instituciones, euskaldunberris y medios de comunicación locales. Cada una de estas áreas tiene su propio cometido, cuenta con un grupo de trabajo o lleva camino de tenerlo. ¿Cuántas personas trabajan en ella? En total hay diez personas trabajando en la Federación. Claro que, además de las comisiones propias de cada área, hay que tener en cuenta a las personas involucradas en proyectos concretos y, dado que las actividades que desarrollan estas áreas varían asiduamente, el modus operandi también va cambiando. El área que más tiene que trabajar y más esfuerzos debe realizar es la de medios de comunicación locales. Entre los miembros de Topagunea hay tanto sociedades de euskera como periódicos locales. ¿Cuántos son en total y cómo los clasifican? Como anteriormente he mencionado, la Federación cuenta con 61 miembros. Si alguna radio que emite información local desea pertenecer a la misma, debe cumplir el requisito de "trabajar en euskera". Entrelas revistas locales que no son miembros, están "Xaloa" y "Oarso". El 91% de las asociaciones del euskera de Euskal Herria son miembros de Topagunea. En total publican 38 revistas: 9 semanales, 16 quincenales, 11 mensuales y 2 de mayor periodicidad. También hay sociedades que editan publicaciones especiales no locales. ¿Qué difusión tienen estas revistas? Se publican 71.000 números a la semana, 39.300 cada quince días, 60.000 al mes y 10.000 con menor asiduidad. La producción total asciende a 4.708.600 números al año. No hay ninguna otra revista o publicación en euskera que alcance dichas cotas. Últimamente las revistas están cobrando fuerza: van aumentando su periodicidad, consolidando su gestión, engrosando la edición, actualizando los sueldos y fomentando el trabajo en equipo. Podemos asegurar que estamos atravesando un buen momento. El área cultural de la Federación Topagunea está cada vez más fuerte. De hecho, organiza más de 125 actividades al año. En "Kultur Errota", en la que participan aproximadamente 25 asociaciones, ponemos a disposición tanto de los miembros como de los técnicos de cultura un programa de pequeño formato que les ofrece nuevas alternativas, que además es del agrado de las instituciones públicas y privadas. Estamos pensando en organizar nuevos circuitos, como cursos y conferencias. Hay muchas asociaciones volcadas en los niños y jóvenes, y en estos momentos estamos estudiando la manera de potenciar las actividades extraescolares. Otro aspecto que nos tiene muy preocupados es la normalización del euskera. En ese sentido, hay doce asociaciones trabajando en la temática referente a los euskaldunberris. ¿Cómo repercute la actividad que desarrolla la Federación? Nuestras asociaciones suman unos 8.500 miembros en total. A los empleados que trabajan con un sueldo, hay que sumar los cerca de 600 voluntarios. Nuestras revistas locales cuentan con 240.000 lectores semanales, 130.000 quincenales y 210.000 mensuales, cifras que dan fe de la proyecciónque tienen en la sociedad vasca. ¿Con qué se encuentran los miembros que forman parte de la Federación Topagunea? Les ofrecemos una serie de servicios. Cada dos meses publicamos un boletín interno llamado Topaberri, en el que informamos sobre las experiencias y proyectos de las asociaciones y revistas locales que forman parte de la Federación, y organizamos cursos, seminarios y jornadas adaptadas a las necesidades de los miembros. ¿Cuáles son las principales fuentes de financiación de la Federación, de las revistas locales y de las asociaciones? ¿Cuál considera que sería la fórmula más adecuada? Es imposible diseñar un modelo general, porque las actividades que unos ofrecen nada tienen que ver con las que otros organizan. Por una parte, hemos conseguido llegar a autofinanciar el 90% de las colonias de verano de los niños y jóvenes, y, por otra parte, hemos dado con un grupo preparado para trabajar con niños disponiendo de infraestructuras culturales para su promoción sin tener que cobrar. Como cualquier otro ámbito cultural, también nosotros necesitamos subvenciones. No hay que olvidar que nuestra actividad mueve muchos puestos de trabajo, unos doscientos en total. En resumidas cuentas, creo que habría que subrayar que Topagunea organiza actividades que la propia sociedad vasca pide que se desarrollen, y que, por tanto, hay que tomarlas en consideración. ¿Qué se quiere lograr? Que estas actividades que la sociedad reclama sean económicamente sostenibles, nada más. Algunas actividades consiguen autofinanciarse en su totalidad, pero en otras nos conformaríamos con que se autofinanciaran en un 50%. Deberíamos analizar por qué determinadas actividades no llegan a desarrollarse; puede que se trate de iniciativas que no despiertan el interés de la sociedad. De todos modos, sólo han transcurrido cinco años desde que se fundó Topagunea. Todavía es pronto para sacar ese tipo de conclusiones. ¿Cómo piensan actuar desde Topagunea? Tenemos la intención de empezar a cobrar losservicios que ofrecemos a los miembros. En lo que respecta a las subvenciones, tenemos que estudiar cómo darles una continuidad. Estamos buscando unas ratio para poder llegar a un acuerdo con las instituciones públicas. ¿Qué contribuye una revista local a un municipio como, por ejemplo, Arrasate? ¿y las asociaciones del euskera? En Arrasate nos topamos con la presencia de "Arrasate Euskaldun Dezagun", "Txatxilipurdi", "Ekin" y "Arko", proyectos que actúan conjuntamente y que cuentan con el respaldo de 900 miembros que pagan una cuota. El caso de Arrasate es bastante peculiar, digno de un examen sociológico, pero no dispongo de datos suficientes. ¿Qué opina sobre el hecho de que las revistas locales actúen por comarcas? Desde el punto de vista de Topagunea, el futuro de los medios de comunicación locales se perfila con más seguridad a partir de una organización comarcal. Nos hemos acogido precisamente a esa alternativa, como se puede apreciar en "Oixe", de Sakana, "Anboto", del Duranguesado, y "Goienkaria", de Debagoiena. Trabajamos desde abajo hacia arriba, fomentando la colaboración, con calma, sin ningún tipo de roce, ni entre municipios, ni entre corrientes políticas. Siendo de Arrasate, el caso que más de cerca conocerá será el de "Goienkaria"... Es una publicación semanal que cuenta con una tirada de 21.000 ejemplares. En Debagoiena tienen, además, Goiena Telebista... Así es. Con buenísimos resultados, al igual que el semanario. Estamos de acuerdo con que las revistas se organicen por comarcas, y en el caso de la televisión, nos parece fenomenal. Los gastos de inversión, mantenimiento y actividad son excesivos para las pequeñas televisiones locales y les resulta imposible alcanzar las cotas de publicidad de las revistas. Una estructuración comarcal les alivia mucho esta serie de problemas. ¿Qué opina sobre la relación entre el euskera y las nuevas tecnologías? Es evidente que las nuevas tecnologías ofrecen nuevas posibilidades. En lo que respecta a las revistaslocales, las nuevas tecnologías han permitido avanzar a pasos agigantados, y también en radio y televisión. Gracias a Internet, ya no es necesario estar físicamente presente en la oficina. Topagunea, desde la red, ofrece la información local a todos los navegantes, permitiendo que incluso gente de Bruselas, Reno o Roma nos conozca. De cara al futuro, nos gustaría ofrecer la información que se produce en otras lenguas en euskera. Eso sería fabuloso. Jose Mari Muxika Nacido en Getxo en 1937. Antes de cumplir los 15 años comenzó a trabajar en una fábrica. Se licenció en Sociología en Lovaina con 31 años. En el ámbito social, ha participado en el movimiento juvenil, de agricultores, en el mundo sindical y en el movimiento a favor del euskera. En el terreno laboral, ha sido jefe de personal, jefe de compras y vocal del consejo rector de la Cooperativa Fagor. Hoy día, pertenece al consejo rector de Goiena y es presidente de Topagunea. Fotografías: Teresa Sala Euskonews & Media 157.zbk (2002 / 3 / 1 8) Eusko Ikaskuntzaren Web Orria