696 Zenbakia 2015-04-01 / 2015-05-06

Artaretoa

Víctor Goikoetxea: Pintura



www.victorgoikoetxea.com

Víctor Goikoetxea, 1965, artista y pintor nacido en Urretxu (Guipúzcoa), actualmente reside y tiene el estudio de trabajo en Hernani (Guipúzcoa).

Desde muy temprana edad se formó desde la base en el gremio de la pintura, llegando a conocer de la mano de los grandes maestros artesanos los secretos más tradicionales de la antigua “cocina” de la pintura decorativa. Antes de irrumpir en el campo de artistas profesionales realizó una exhaustiva preparación, obteniendo diplomaturas en las escuelas más prestigiosas e internacionales de París, Bretanya, Londres, Italia, Málaga, Barcelona y Madrid. Así como otras preparaciones complementarias para su formación.

En su dilatada vida artística, incasable investigador de nuevas técnicas, viaja por diferentes países y civilizaciones, adquiriendo experiencias con las que intenta transmitir sus emociones, ligadas tanto a aspectos arquitectónicos como paisajísticos y humanos, centrándose en este momento en el nuevo realismo figurativo trabajado a gran escala, la pintura mural.

Actualmente Víctor Goikoetxea es un referente de la pintura figurativa contemporánea, realizando obras espectaculares por su definición y magnitud. Víctor Goikoetxea y el realismo idílico

Víctor Goikoetxea refleja su entorno de una manera realista: se reconocen perfectamente los motivos, se podrían discernir sus personajes entre una multitud, los colores que emplea son muy naturales. Pero todo es idílico, amable, e incluso con sentido del humor. Y no creo que ese sentido suyo del humor sea parte del encargo, sino que es algo bien suyo... muy personal. Sólo así se explica el personaje histórico con un Paris no menos histórico, aunque la Dama te haga pensar en alguna mujer vivita y coleando. O esa /ese mujer/hombre rana como fondo subacuático de un ascensor (como en un cuadro sale el Aquarium donostiarra, el segundo más antiguo de Europa, apetece sumergirse en la idea de que dicho ascensor tuviera su tramo “descensor” ... hasta nuestra tan breve plataforma litoral cantábrica) que da alegría a quien suba en él.

Idílico, porque muestra de una manera amable la realidad. Ni sórdida ni fotográfica como Antonio López (para eso ya está la fotografía), ni con afán de documentación (en el caso de López, incluso se ha visto que caduco en caso de encargos familiares).

Sí, definitivamente Víctor Goikoetxea recrea un mundo de una manera más humana e idílica. Que la realidad, ya la conocemos.

Ramuntcho Robles Quevedo