741 Zenbakia 2019-07-17 / 2019-09-18

Gaiak

Ciencia, Cultura y Sociedad en las Jornadas Internacionales de Cine Médico de San Sebastián

GORROTXATEGI GORROTXATEGI, Pedro

Las Jornadas de Cine Médico de San Sebastián fue un proyecto que unió lo científico, lo cultural y lo social y que durante 25 años estuvo presente en Donostia-San Sebastián. A ellas se acercaron, no solo personas relacionadas con las ciencias de la salud, sinoque muchos ciudadanos acudían a ver los estrenos y las novedades cinematográficas que se presentaban.

La primera edición de las Jornadas se celebraron en 1968, pero la idea había surgido un año antes, y uno de sus impulsores fue el Dr. Luis Contreras Poza, Jefe provincial de Sanidad que contó con otros médicos aficionados al cine, entre ellos el Dr. Munoa. La idea inicial era proyectar una serie de películas médicas pero posteriormente  se eligió el término “Jornadas” para incluir además de  cortometrajes médicos, películas comerciales y conferencias y debates públicos.

En ese momento, el Dr. Munoa pasó a presidir las Jornadas, quedándose el Dr. Contreras como secretario y el resto de miembros de este comité inicial fueron los doctores Manuel Cárdenas, Juan María Uriarte y José Luis Pérez de Salinas.

Posteriormente se formó un grupo más estable integrado, además de por el doctor Munoa, por los doctores, Angoso, Rivera, Gastaminza, y Cárdenas. 

No podemos olvidar a las personalidades médicas que acudieron a nuestra ciudad, entre ellos el Dr. Barnard, la doctora Aslan y el sexólogo Owalt Kolle.

Helga, la primera película comercial...

El primer año, la película comercial fue un estreno en España y se titulaba “Helga, el milagro de la vida”. Estaba realizada por el Ministerio de Sanidad de la República Federal Alemana para la educación sexual de los jóvenes. En ella se relataban las vivencias de una adolescente, su embarazo y en la filmación aparece el momento del parto, que según algunas fuentes, a muchos de los asistentes les impactó profundamente. Sin embardo, la parte final de la película es una formación de puericultura muy práctica y útil. Por lo tanto, tenía un poco su morbo, de “película de contenido sexual” aunque la finalidad no era esa.

Al doctor Munoa le preguntaron: Al presenciar la película Helga observamos un defecto. Me refiero a las abundantes escenas de tipo erótico.

Su respuesta fue: Sí. Es defecto y no es defecto. Esas escenas sirven para que la película tenga “garra” comercial, además que en la mayoría de las ocasiones son necesarias. Forman parte también de la labor educacional de “Helga”, en cuanto que contribuyen, y hay que tener en cuenta que el film es de iniciativa oficial, a desmitificar este problema

El doctor Barnard

Una de las figuras más destacadas que acudió a las Jornadas fue el Dr. Barnard, que había realizado el primer trasplante de corazón

Al Dr. Barnard le enviaron una invitación, sin esperar respuesta alguna y sorprendentemente contestó que acudiría. Todos los pasos del eminente cirujano cardíaco sudafricano fueron seguidos al detalle por la prensa: el número de maletas que traía, sus paseos por la bahía en una embarcación, su asistencia al club náutico, etc. Incluso se comentó que algunas de las páginas del libro autobiográfico que estaba escribiendo titulado “Mi vida”, fueron escritas durante su estancia en nuestra ciudad.

También tuvo oportunidad de conocer las delicias de la cocina vasca. En el restaurante “Salduba” probó, si no toda la gama, casi todos los productos de nuestro mar. Sus preferencias fueron el “txangurro” y las anchoas rebozadas, que preparadas por Rosario, la “etxekoandre” del Salbuba, eran deliciosas. 

La doctora Aslan

La llegada de la Dra. Aslan, creadora del producto, anti-envejecimiento “Gerovital” y de la clínica de Gerontología de Rumanía, también fue complicada. Dino Restivo, relaciones públicas de las Jornadas, viajó hasta Bucarest  y tras una larga espera, en aquel país, consiguió convencerla. Se le colmó de atenciones. El único pequeño incidente que hubo fue el día en el que los “doctores” fueron a una sociedad gastronómica tradicional y no se le permitió la entrada lo que la enfadó bastante.

El presidente de la sociedad gastronómica dijo: “Aquí no dejamos entrar a las mujeres y no hay excepciones, ni para las doctoras, ni para las otras”.

Tras este enfado y los continuos caprichos de la doctora Aslan, cuando tomó el tren  en la estación del Norte, camino de Madrid, los médicos y organizadores tuvieron un cierto alivio.

Ciclo de Sexología de Oswalt Kolle

El ciclo de películas del sexólogo alemán Oswalt Kolle fue un éxito total. Las colas para adquirir entradas daban la vuelta al cine Trueba, El autor firmó sus libros en la Librería Internacional. Fue un momento en el que ciudad vivió intensamente las jornadas.

Pero se puso de manifiesto la represión sexual y las ideas anticuadas que teníamos aquí sobre estos aspectos.

Un dato ilustrativo es que una de las preguntas que le realizó un periodista local fue sobre si en sus películas, además de los problemas normales de la sexualidad, se estudiaban también los “anormales” como la homosexualidad. Y un paso más dio otro periodista que le preguntó por las “Aberraciones”

Decía: Hoy en día las aberraciones sexuales de todo tipo parecen acentuarse, incluso ha habido países que aceptan y aprueban algunas de ellas. ¿Cree usted que el mayor conocimiento de la problemática sexual llevará a mayor abundancia de estas aberraciones?

Su respuesta fue rotunda: No, en absoluto. Pienso que al revés. El mayor conocimiento de la problemática sexual lleva emparejado una liberación del individuo y, por lo tanto, de la sociedad.

También les llamaba la atención las imágenes rodadas en una playa nudista. Y refiere un periodista en su crónica: “Llega a propugnar que los niños se acostumbren al desnudo de los adultos desde  pequeños y él sale con su familia en una colonia nudista”.

Debates sanitarios

Si impactantes fueron las películas que acabamos de relatar no lo fueron menos algunos debates y conferenciad que se produjeron en estas jornadas

Uno de los temas a debate fue el de la tortura. Se proyectó la película “El Hijo de tu vecino” que relata el entrenamiento de la policía militar en la dictadura de los coroneles en Grecia (1967-1974). Es un docudrama de producción danesa filmado en 16 mm que se basa en testimonios de torturados en EAT-ESA (Sección de interrogatorios especiales) y en testimonios de antiguos reclutas, reconstruyendo en forma de ficción el proceso mediante el cual jóvenes procedentes de las ciudades y del campo fueron sistemáticamente transformados en torturadores. La película muestra la forma a través de la cual la tortura puede llegar a ser institucionalizada

Balance de las Jornadas

Como balance final, se podría resumir la actividad en estos datos. Se proyectaron unas 1000 películas, 300 vídeos y 100 largometrajes. Analizando las mismas podemos dividirlas en dos periodos. En el primero predominan las películas médico-quirúrgicas y en el segundo hay un considerable aumento de las de divulgación sanitaria.

Finalmente, las Jornadas tuvieron que cerrar sus puertas. Entre los factores que pudieron contribuir, se puede citar, la presencia del video que facilita la comunicación de experiencias entre profesionales sin la necesidad de Jornadas específicas, los problemas de financiación y la puntilla fue que el año 92 muchas de las subvenciones de la Consejería de Cultura fueron para el pabellón de Euskadi de la Expo 92, lo que hizo que el frágil equilibrio económico se quebrara y que las Jornadas cerraran sus puertas definitivamente.