643 Zenbakia 2012-10-19 / 2012-10-26

Elkarrizketa

Arantza Arruti. Coordinadora de Ekin-IT: Emprender no es solamente crear una empresa, es una actitud ante la vida

SILLERO ALFARO, Maider

Seguro que alguna vez se han cruzado con una persona que en tan solo media hora les ha transmitido mucho más que otras a lo largo de años. Este es el caso de Arantza, que a través del teléfono ha sido capaz de transmitirnos sus ganas e ilusión por lo que hace. Si alguno de ustedes está pensando en emprender, no dudo de que las palabras de Arantza le darán un empujón hacia ese objetivo.

Arantza, cuéntenos cómo surge la idea de crear un programa para emprendedores

Hace 5 años surgió la idea de hacer algo sobre emprendimiento en el Campus de Bilbao de la Universidad de Deusto. Obtuvimos financiación de la Diputación Foral de Bizkaia y a partir de ahí pusimos en marcha un programa de formación sobre emprendizaje, que era la palabra que se utilizada en aquel momento. En julio de 2007 surge por primera vez el Programa Ingenio para formar a personas emprendedoras de las Facultades de Ingeniería, Administración y Dirección de Empresas, y también a algunos alumnos de Psicología.

Un curso escolar de duración donde se trabaja la innovación y una serie de competencias de la persona emprendedora. A raíz de ese primer año vamos analizando, investigando, mejorando y dándole forma; y el segundo año se abre a más Facultades hasta un total de 30 alumnos de los últimos años de carrera, con el objetivo de dar una opción distinta a lo que es entrar directamente en una empresa.

¿Y cómo deriva el programa Ingenio en lo que es en la actualidad, Ekin-it?

El Programa Ingenio lo mantuvimos hasta que el año pasado, gracias al convenio Bizkailab que firmamos con la Diputación Foral de Bizkaia, lanzamos Ekin-it, un programa de 3 meses de duración, de septiembre a diciembre, con la base y la filosofía de Ingenio.

¿Y a quién va dirigido Ekin-it?

Es un programa dirigido a 35 alumnos de último curso. Lo interesante es que es un programa que incide mucho en lo que es la persona emprendedora, buscando desarrollar comportamientos emprendedores e incidiendo en una serie de competencias.

“Hay quien dice que en época de crisis se emprende más, pero también hay quien dice que emprender por necesidad no es la mejor solución.”

¿Lo de emprender es más una actitud que otra cosa?

Exactamente. Deberíamos haber empezado definiendo lo que entendemos por emprendimiento, una actitud más que una serie de pasos a seguir para crear una empresa, aunque eso no lo dejamos a un lado porque creemos que también el emprendedor es el que crea su empresa. Pero defendemos la posibilidad de que una persona pueda intraemprender dentro de una empresa; que tenga ideas, que no se quede quieto esperando a hacer lo que le pidan, sino que tenga iniciativa... Pero, una persona emprendedora no es superwoman.

¿Pero se le podrá reconocer por una serie de características?

Sí, son personas perseverantes. Yo las definiría como valientes, que asumen compromisos, sin miedo al fracaso, son observadores, curiosos, creativos... tienen muchas características, algunas de las cuales las vamos labrando en el colegio y en la universidad, y otras que habría que trabajarlas más, según nuestro parecer. Y el programa Ekin-It lo que hace es reforzar esas competencias.

¿Se puede aprender a emprender?

Puede haber quien nazca con ese espíritu, pero por supuesto que se puede aprender. Las personas que lo deseen lo harán con más facilidad, pero aquellas personas que notan que les llama, les atrae, también lo puede desarrollar. Es muy importante que la gente no considere el emprendimiento como la otra posibilidad, sólo si no les cogen para trabajar en una empresa. Defendemos que el emprendimiento sea una de las posibilidades, y no la otra posibilidad que queda. Evidentemente supone un esfuerzo, pero igual que es un esfuerzo el ir a trabajar todos los días. Si lo haces con una sonrisa y, sobre todo, si es algo que te llena porque es con lo que has soñado y está a la par con tus objetivos de vida, pues mucho mejor.

Pensaba preguntarle si emprender podría ser una de las soluciones al elevado paro juvenil, pero ya veo que no hay que plantearlo como la posibilidad que queda.

No es la solución a la crisis... Hay quien dice que en época de crisis se emprende más, pero también hay quien dice que emprender por necesidad no es la mejor solución. Lo que sí es cierto que el índice de paro es muy alto y el emprender está como posibilidad. A quien no le llama le resultará un camino difícil, pero si alguien está considerando esa posibilidad, yo le animaría a tomar parte en programa. Ekin-it está enfocado a universitarios, pero hay otros programas para emprender y desarrollarse como persona emprendedora.

¿Qué le parece, que este ambiente hostil que nos rodea puede ayudarnos a agudizar el ingenio, o por el contrario, nos tiene aletargados?

Nos puede servir siempre y cuando nosotros tengamos una actitud abierta y observadora.

Explíqueme eso.

Los emprendedores son personas que tienen que estar “al quite” como se diría, observando lo que ocurre, observando la naturaleza, la vida, las necesidades de otras personas y buscando el hueco en el que poder empezar, hablando desde el punto de vista de la creación de empresa. Y está claro que hay que agudizar el ingenio, hay que ser muy creativos y poner en marcha la creatividad que ya tenemos. Muchos consideramos que no somos creativos, que eso lo perdimos siendo niños y, precisamente, ese es uno de los talleres que trabajamos. Les hacemos ver que a través de distintas técnicas se puede trabajar la creatividad y se puede llegar a tener ideas, algunas muy locas y otras no tanto. Incluso a desarrollar técnicas que permitan, en momentos determinados, seguir adelante con un proyecto. Queremos echar por tierra la idea de “yo no puedo emprender”.

¿Arantza, cree que la sociedad actual, las empresas, están preparadas para que los trabajadores emprendan, sean, creativos, den opiniones, participen etc.?

Habrá de todo, pero sí es cierto que cada vez hay más formación, no tanto encaminada a aspectos técnicos, sino a las personas. Así, creo que en la medida en que la formación tienda a centrarse más en la persona, y si la empresa es coherente en su forma de actuar, tendrá luego que dar oportunidad a los trabajadores para proponer nuevas ideas. De hecho, teniendo en cuenta el momento de crisis de todo tipo en el que estamos, veremos que hacen falta nuevas voces que puedan dar soluciones y una persona emprendedora, en el sentido que te comentaba antes, valiente, con ideas... puede aportar más que aquella que, y sin querer criticar a nadie, pueda llegar a su puesto de trabajo, hacer las horas correspondientes y marcharse. El empleado tiene que poner mucho de su parte, creando contextos para que eso pueda fluir.

www.ekinit.deusto.es

Hace unos días varios empresario guipuzcoanos pedían al Presidente del Gobierno, entre otras cosas, estimulo al emprendimiento y a la innovación. ¿Qué le parece?

Me parece perfecto. Ojalá muchos emprendedores pudieran darnos su opinión, pero yo creo que hacen falta ayudas para lanzar negocios. Las hay, pero no creo que sean suficientes. No voy a decir que la persona que crea su propia empresa necesite una ayuda perenne, porque eso estaría acabando con el espíritu emprendedor, pero sí creo que es necesario que en la época en la que estamos viviendo las personas emprendedoras tengan ese aliciente y esa facilidad para dar los primeros pasos acompañados. Se está hablando de los Business Angels o el crowfunding para financiar ideas... Es lógico que se esté pidiendo financiación para poder emprender e innovar porque como dicen algunos colegas está ya todo inventado; ahora toca reinventarlo.

Volviendo a Ekin-it, ¿cómo se plantea el programa para ayudar a los futuros jóvenes emprendedores?

El programa se estructura en una serie de talleres seleccionados en función de lo que nosotros consideramos que son las competencias de la persona emprendedora y en función, también, del tiempo que disponemos para desarrollarlo, y eso es un hándicap porque es un día a la semana, el miércoles.

Tras la sesión de presentación se hace un taller de automotivación, que aunque sea importante para todos, para los emprendedores más ya que muchas veces estarán solos y tendrán que motivarse ellos mismo. Además, hay un taller sobre emprendimiento porque muchos han oído hablar de ello pero creen que está muy lejos. Además, un taller sobre creatividad y generación de ideas y otro sobre trabajo en equipo porque si bien hemos dicho que muchas veces el emprendedor se va a encontrar solo, sí va a tener que contar con otras personas, y esto es algo en lo que insistimos mucho, que la persona emprendedora se tiene que rodear de personas que aporten valor a su idea. También se trabaja la marca personal en el taller de Personal Branding, así como la superación de los miedos o la tolerancia a la frustración, el cómo hacer frente al “fracaso”, siendo este taller más largo que el resto. Por otro lado, se trabaja cómo hacer presentaciones, Elevator Pitch, y antes incluso de entrar al plan de negocio trabajaremos los modelos de negocio.

¿Quién imparte estos talleres?

Están impartidos por personas emprendedoras y que además, han emprendido. Algunos de ellos son considerados gurús en sus tenas como José Ballesteros, Andrés Pérez, Diego Martos y su quipo Di Towanda, Itziar Segovia, Alex Rayón... y todos aportan un valor muy importante al programa.

Será muy valioso para los estudiantes poner cara a personas que han experimentado qué es emprender

Sí porque son personas reales, cercanas y humildes. Siempre he dicho que para mí el poder entrar en este programa fue una grandísima oportunidad y lo sigue siendo. Por supuesto es mucho esfuerzo, pero ver la cara de los participantes o el ánimo y la ilusión con la que vienen los ponentes es lo que nos llena. Organizamos también un café-coloquio al mes donde emprendedores, de manera distinta a los ponentes, cuenten su historia de porqué han emprendido, cómo lo han hecho, qué se han encontrado y cuentan realidades de un año, de 3, o de 5.

La metodología de trabajo que utilizamos es muy vivencial y experiencial, centrada en la persona. No queremos contarles qué es la creatividad, sino que la experimenten y que vean que hay técnicas y que se queden con ellas. Por eso está centrado en las vivencias de cada uno de ellos y de los emprendedores que vienen y trabajan in situ.

Creo que todos los talleres que ha mencionado son necesarios, no sólo para aquel que quiera crear su propia empresa, sino para el día a día dentro cualquier empresa.

Sí, y me gustaría animar a las personas a que vean que emprender no es solamente el crear una empresa, sino una actitud ante la vida. Si hoy, en época de crisis, el emprendimiento se le presenta a alguien como la posibilidad para poder desarrollarse personal y profesionalmente, que adelante. Con esfuerzo se puedo lograr que los sueños que te marcas acaben en una empresa o siendo una persona que sigue emprendiendo y que ayuda a otros emprendedores.

En este programa al que animo a la gente a conocer (www.ekinit.deusto.es) yo mido el éxito, si es que puedo hablar de éxito, en función de lo que digan los alumnos; el año pasado hubo opiniones muy positivas y espero que este año no defraudemos a nadie. Arantza Arruti (1973) Profesora en la Universidad de Deusto desde 1996, y desde el año 2010 coordinadora de Relaciones Internaciones en el área de Educación en la Facultad de Psicología y Educación. Además, coordina en la misma universidad los programas Ingenio y Ekin-it, dedicados al emprendimiento y la innovación. Arantza es doctora en estudios de Ocio y ha publicado numerosos artículos sobre el tema.