507 Zenbakia 2009-11-06 / 2009-11-13

Gaiak

Aizkorri-Aratz

SILLERO ALFARO, Maider



Superficie: 15.919 ha de Parque Natural

Localización: Límite sur de Gipuzkoa y norte de Álava

Este espacio comprende una larga sierra, con dirección Este-Oeste, en la que se incluyen las cotas más altas del País Vasco (Aitzuri, 1550 m) y que es límite entre las vertientes cantábrica y mediterránea, además de separar los Territorios Históricos de Alava y Gipuzkoa.

La mayor parte del sustrato está formado por calizas urgonianas cuya erosión da lugar a espectaculares fenómenos kársticos: crestas, dolinas, torcas, lapiaces, barrancos, etc. Entre ellos son famosos parajes como la hoya de La Lece, el túnel de San Adrián, la depresión de Urbia, el barranco de Arantzazu, etc. En Elguea-Urkilla el sustrato cambia y afloran areniscas y arcillas, lo que da como resultado un paisaje en laderas redondeadas, de perfil ondulante.

En el Parque Natural se conservan magníficas y extensas representaciones de los bosques autóctonos: hayedos, robledales de roble albar (Quercus petraea), etc. En las partes más altas de los montes, la vegetación arbolada se hace más rara y da paso a las praderas montanas y brezal-argomales, frutos de intenso pastoreo de oveja lacha tradicional en estos montes.

En las zonas de campiña de la vertiente norte puede observarse el típico paisaje en mosaico asociado al caserío vasco, en el que prados, huertas y frutales alternan con pequeños rodales de pino radiata. En algunas laderas, las plantaciones de coníferas llegan a adquirir unas extensiones notables.

En los afloramientos rocosos calizos se localiza una flora muy singular, repleta de endemismos de las altas montañas cántabro-pirenaicas. Otros hábitats de gran interés botánico son las incipientes turberas ligadas a los sustratos silíceos, como la de Arbarrain (Altzaina).

Monte Aratz desde Aizkorri.

Foto: euskomedia.org. Población, usos y costumbres

Aunque en el entorno del área ordenada habita una importante población, en su interior no existe prácticamente población estable, exceptuando los barrios del entorno de Arantzazu-Araotz, embalse de Urkulu y valle de Bolibar. La distribución de la población está dispersa en abundantes caseríos. En la parte alavesa no existe población residente.

En el área de Aizkorri existen tanto zonas de titularidad privada como pública. Los terrenos privados son inexistentes en la parte alavesa, mientras que tienen una elevada importancia en la guipuzcoana. En cuanto a los terrenos de titularidad pública, se pueden distinguir dos tipologías según la persona jurídica. En la mayor parte de las ocasiones, el propietario es una entidad local, municipios en el caso de Gipuzkoa y juntas administrativas en el caso de Álava. El segundo tipo de personalidad jurídica lo constituyen las Parzonerías. Son agrupaciones de diversos pueblos, pertenecientes a diferentes unidades territoriales para dar una persona jurídica que posibilite la propiedad y el uso compartido de determinados bienes forestales. En el área de estudio se encuentran dos parzonerías; la Parzonería General de Gipuzkoa y Álava y la Parzonería de Ubarrundia.

La existencia de importantes superficies desarboladas permite la existencia de una importante cabaña ganadera. Los pastizales de la zona alta son aprovechados por varios miles de ovejas desde el inicio de la primavera hasta finales del otoño. Durante los meses iniciales son ordeñadas, relajándose posteriormente el manejo de los rebaños. Estos pastos son compartidos con el ganado equino y vacuno de aptitud cárnica. Durante los meses invernales son mantenidas en cuadras y prados situados en los valles que circundan el macizo, donde además se concentra un tipo de ganadería más intensiva, relacionada con el ganado vacuno de aptitud lechera.

El destino final de la leche del ganado ovino es la producción de quesos curados de gran fama y aceptación.

Las masas arboladas cumplen un importante papel productivo en ciertas zonas del área de estudio, pero no se debe olvidar el marcado carácter protector de todas ellas, dado que se trata de una zona montañosa, expuesta a unas duras condiciones climatológicas. El producto obtenido de las masas de coníferas es fundamentalmente la madera gruesa con destino a sierra, sin excluir otros aprovemientos secundarios a lo largo del ciclo. Por el contrario, el aprovechamiento principal de las masa de frondosas, dado su estado, es la obtención de leñas para satisfacer la demanda de fogeras vecinales. Cuando el estado del arbolado lo permite, se cortan también materiales de mayor diámetro para la obtención de productos de calidad. Entre las especies que actualmente tienen importancia cinegética en Aizkorri destacan el jabalí y la liebre, ambas bastante abundantes. También la becada y la paloma torcaz son piezas reinas de la zona. Ambas parecen criar, de forma aislada, en el área de estudio y son muy abundantes en otoño e invierno, cuando arriban un gran número de invernantes. En el área conviven diversas tipologías de terrenos cinegéticos, mientras que la totalidad de la vertiente alavesa se encuentra acotada, al igual que los extremos occidental y oriental de la guipuzcoana, el resto del territorio guipuzcoano es mayoritamente terreno “libre”, salvo los refugios de Aloñamendi, Urkulu, Barrendiola, Añabaso y Leintz Gatzaga. Por otro lado, Aizkorri constituye sin duda un lugar con un enorme potencial turístico-recreativo, derivado de una gran cantidad de características favorables para el desarrollo de este tipo de actividades.