427 Zenbakia 2008-02-08 / 2008-02-15

Elkarrizketa

Josu Aramberri Miranda. Coordinador de la Red Académica i2BASK y profesor de la UPV/EHU: La Red Académica i2bask ofrece servicios e infraestructuras que contribuyan a hacer amigable el entorno de los investigadores

SILLERO ALFARO, Maider

Josu Aramberri es experto en nuevas tecnologías e Internet. En su larga trayectoria profesional ha impartido clases en la Universidad del País Vasco, donde todavía es profesor, ha sido decano de la Facultad de Informática, director de Política Científica del Gobierno Vasco y vicepresidente del capítulo español de la Internet Society, entre otros menesteres. En la actualidad coordina un programa del Plan de Euskadi de la Sociedad de la Información: la red académica i2BASK. Rodeados de productos de última generación tecnológica, nuestra conversación versa sobre la red académica, pero también tocamos temas como la innovación, las nuevas tecnologías o la Sociedad de la Información.

¿Qué le parece si comenzamos hablando de i2BASK?

I2BASK se incluyó en el Plan Euskadi para la Sociedad de la Información como uno de los programas a desarrollar y se puso en marcha en el año 2003. Es un programa del Departamento de Educación del Gobierno Vasco y se ejecuta en la Universidad del País Vasco.

¿Y en qué consiste este programa?

La Red Académica i2BASK pretende dar servicios a la comunidad de I+D de la Comunidad Autónoma Vasca. Servicios que, de no ser por un programa de esta naturaleza, no estarían a su alcance. Son fundamentalmente servicios relacionados con la informática y las telecomunicaciones. Diríamos que la red es la autovía de comunicaciones para los científicos (de ciencias duras o ciencias sociales). Lo que pretendemos es vertebrar a esa comunidad de investigadores para que su preocupación no sea cómo conseguir estos recursos.

¿Qué tipo de recursos son los que ofrece i2BASK?

Pueden ser grandes instalaciones o documentos digitalizados que se ofrecen a través de la red. Algunos singulares como el acelerador de partículas de Ginebra del CERN o el GRAN TECAN (Gran Telescopio de Canarias). Así, los investigadores alemanes o británicos pueden utilizar el telescopio que hay en Canarias a través de la red, y sin desplazarse desde sus puestos de trabajo recoger los datos obtenidos de esos instrumentos y analizarlos.

Vamos desplegando infraestructuras y ofreciendo servicios que quizás puedan parecer muy atractivos para enseñárselos a la opinión pública, pero nosotros pensamos que pueden ser mucho más valiosos y atractivos para la labor que desarrollan los investigadores con ellos. Tratamos de facilitar el uso de determinadas tecnologías, fomentando así la innovación y ofreciendo recursos que, si no, les podía costar mucho encontrar en sus redes corporativas.

Pónganos algún ejemplo más...

Por ejemplo, una de las patas de i2BASK en el ámbito de los servicios son los portales de contenidos en Internet, en dos líneas: los portales colaborativos o wikis y los sistemas de Campus Virtual o herramientas de e-learning. Los dos se pueden utilizar para algo que se ha denominado como creación de capital social y gestión de conocimiento. Son herramientas de innovación que, en la medida en que se empleen por diversos colectivos (empresas, centros tecnológicos, grupos de investigadores...) les puede permitir avanzar en sus investigaciones. Hay ejemplos notorios de este tipo de colaboraciones y lo que tratamos es hacérselo ver tanto a las entidades afiliadas como a los investigadores.

Si alguno de estos organismos prueba las herramientas que les ofrecen y les son útiles, ¿cuál sería el siguiente paso?

La idea sería que las trasladaran a su centro y las pusieran en un servidor. Es decir, queremos ser facilitadores de recursos. Lo estamos haciendo, por ejemplo, con unas herramientas de cálculo intensivo. Tenemos un pequeño cluster de cálculo intensivo que está a disposición de los investigadores para que se familiaricen con este tipo de herramientas. Y que si les son útiles puedan acceder a recursos más grandes de esta naturaleza que se ofrecen a nivel estatal e internacional, como puede ser el Mare Nostrum de Barcelona.

Esta idea que surge en el Plan Euskadi para la Sociedad de la Información ¿es una idea original de la Comunidad Autónoma del País Vasco?

La idea no es original, hace ya bastantes años empezaron a crearse redes estatales para conectar universidades y centros de I+D. En España RedIRIS, en Francia Renater, en Gran Bretaña Ukerna... y en todos los países europeos hay una red estatal que va haciendo este tipo de despliegue. A nivel de regiones o comunidades autónomas también han ido apareciendo redes, que denominamos Redes Autonómicas. La primera en España fue la de Andalucía (RICA) y posteriormente surgieron otras como la Anella Científica en Catalunya, la Red de Ciencia y Tecnología de Galicia (Recetga) y Madrid+D, que es la de la Comunidad Autónoma de Madrid. La última es la nuestra, la Red Académica i2BASK.

¿Qué relación existe entre i2BASK y las demás redes?

Tenemos una intensa colaboración entre todas las redes autonómicas, incluso a la hora de reclamar a la red estatal cierta agilidad en procedimientos. Como sucede con la ventanilla única que queremos establecer para agilizar la incorporación de entidades afiliadas. Nosotros, al ser los últimos, hemos aprendido de los anteriores, pero es la suma de redes (autonómicas, estatales y una red europea denominada Géant) la que permite crear ese “pegamento” en este mundo global de la ciencia, porque la comunidad científica trabaja en colaboración con otros países, no son grupos aislados.

Ha mencionado las entidades afiliadas, pero ¿cuáles son esas entidades?

i2BASK tiene la voluntad de cubrir el mundo académico y el mundo de la I+D. El mundo académico puede ser, en un sentido restringido, el ámbito universitario, y en un sentido más amplio, como lo entienden en Gran Bretaña, llegar hasta los centros de enseñanza media y básica. Y en el ámbito de I+D hay muchos organismos que hacen investigación. Algunos entran dentro de la categoría OPI (Organismos Públicos de Investigación) que suelen ser entidades apadrinadas por la administración, sin ánimo de lucro y que desarrollan una tarea científica o de investigación. En esta categoría se encuentran centros tecnológicos, los centros de investigación colaborativa, como Biogune, Biomagune, Nanogune... También otros relacionados con la agricultura y la alimentación -Neiker y Azti Tecnalia- y aquellos que se dedican a las Ciencias de la Salud, incluyendo unidades de Investigación en Hospitales.

i2BASK es un recurso transversal para el mundo de la investigación, e investigación se hace en la industria, la sanidad, la agricultura, la economía, los transportes... no sólo en el ámbito de las universidades. También estamos trabajando para que haya otro tipo de entidades que ofrezcan recursos a los investigadores.

Y estas otras entidades facilitadoras de recursos, ¿qué podrían ofrecer a los investigadores?

Estas entidades generalmente ofrecen recursos en el ámbito de investigación de ciencias sociales o historia, destacando las bibliotecas y archivos digitales, como los que alberga La Fundación Euskomedia, por ejemplo. Estos recursos son muy valiosos para los investigadores, que acuden a las fuentes documentales para desarrollar su trabajo. En otros países o, incluso en REDIRIS, no es raro encontrar entre las entidades afiliadas a organismos como las bibliotecas nacionales, los institutos de estadística...

Esta es casi una pregunta obligada. ¿Es bueno dejar que los científicos salgan a desarrollar su carrera al extranjero o hay que “retener cerebros”?

Es bueno hacer esfuerzos en ambas direcciones. Uno de los bienes intangibles, o no tan intangibles, según se mire, es la materias gris. Hay que crear un entorno amigable para que se desarrollen actividades de tipo científico o de tipo I+D donde se junta esa materia gris y se producen patentes, productos, desarrollos... Si luego esos desarrollos se llevan a cabo o se fabrican en el mismo país o en otro sitio no tiene tanta importancia porque los retornos de la inversión van a venir al sitio en donde se han ido desarrollando esas tecnologías o esas aplicaciones científicas. En este sentido pienso que es buena toda política que contribuya a hacer crecer el talento o el capital intelectual en una comunidad.

Unas políticas son, por ejemplo, formar a nuestra gente en otros sitios, pero ofrecerles un buen sistema de acogida a la vuelta para que puedan trabajar. Otra iniciativa complementaria y simétrica es Ikerbasque, que quiere traer talentos de otros países para que contribuyan a crear grupos potentes de investigación aquí. Es bueno que nuestra gente salga fuera porque luego siempre va a tener una querencia a volver.

Si, pero muchas veces las condiciones económicas que se les ofrecen fuera son mejores y es complicado volver...

No sólo las condiciones económicas sino condiciones ambientales, de recursos para investigación, les financian un equipo... y aquí suele ser complicado el mantenimiento de los equipos de investigación. La gente se suele quejar de que hay muchos trámites administrativos, de que hay que estar continuamente justificando la necesidad de soporte para desarrollar actividades, y que muchas veces se tiene que hacer con una periodicidad anual cuando no todos los años se produce lo mismo.

En Estados Unidos cuando se contrata a un catedrático se le posibilitan los medios para encontrar un equipo que vaya a trabajar con él, instrumentación científica... estas condiciones de ambiente son a las que quiere contribuir, en la medida de su capacidad, la red académica i2BASK: ofreciendo servicios e infraestructuras que hagan amigable el entorno de los científicos.

La palabra “innovación” sale a relucir. Últimamente se habla constantemente de ello, pero ¿qué es?

Considero que la innovación es una actitud ante el mundo, y como tal se puede cultivar y fomentar en las personas. La innovación consiste en ser capaz de salir de una visión canónica de las cosas y tener otros puntos de vista críticos o constructivos. Que esa visión alternativa te permita detectar aquellas cosas que se pueden mejorar. La innovación es romper los modelos tradicionales cuado se ve que son ineficaces.

Hay quien dice que empezar a hablar de innovación en la Universidad es tarde, sería conveniente empezar en el colegio, fomentando la cultura de la innovación desde antes.

En este tema la educación tiene mucho que decir, pero también en la Universidad. Nunca es tarde para innovar. Es algo que hay que hacer continuamente. Innovar es algo que significa no mantenerse atado a modelos antiguos cuando se observa que son irracionales.

¿Por ejemplo?

En el mundo de Internet, por ejemplo, innovar sería cambiar el modelo de lo que se denominan industrias culturales. Porque parece ilógico aplicar un canon a los CDs y DVDs vírgenes, y ahora también a los mp3, mp4 y a los teléfonos móviles. Innovar es conseguir que la industria, las empresas, los creadores... adapten su modelo de negocio al modo en el que se despliegan las tecnologías porque eso es imparable. Las sociedades de gestión de derechos de propiedad intelectual se están agarrando a un modelo que la tecnología va a dejar caduco en muy poco tiempo. ¡Ahí es donde tenían que ser innovadores!

De acuerdo, pero la innovación no tiene por qué estar relacionada al ámbito de la tecnología, se puede aplicar a todos los ámbitos de la vida...

Claro, lo mismo ocurre con la Universidad, por ejemplo. En estos momentos su misión es la enseñanza reglada para conseguir titulaciones oficiales, pero debería ser más creativa e innovar en cuanto a su misión. Debería atender también la formación permanente. Por otra parte, la Universidad cuenta con un capital intelectual y científico que podía rentabilizar en la contratación de proyectos, en crear centros tecnológicos y científicos que consigan recursos por su actividad o para desarrollar proyecto. Pero por ahora la universidad sigue un modelo tan clásico que la plantilla de profesores está calculada en función del número de alumnos. Ahora surge un problema cuando el número de alumnos disminuye como consecuencia de la natalidad y pueden sobrar muchos profesores. No innovar sería no hacer nada. Innovar sería plantearse utilizar esos recursos humanos para la formación permanente o poner esos recursos al servicio de la ciencia o de la industria y conseguir contratos para desarrollar proyectos.

Acaba de mencionar la formación permanente. ¿Debe estar unida a la teleformación?

A mi juicio la formación permanente, en muchas materias, tiene que llevar un modelo mixto, mezclando la enseñanza e-learning y la enseñanza presencial, tratando de combinar lo mejor de los dos mundos. Hay muchas actividades relacionadas con la formación permanente que se pueden desarrollar de forma remota desde el puesto de trabajo, pero luego habrá otras que será mejor hacerlas en grupos y de forma presencial.

Hablemos de la Sociedad de la Información. ¿Realmente es una “sociedad” para todos? ¿todos tenemos alcance a las nuevas tecnologías?

No hay que ser rígido en los planteamientos. No todo el mundo no tiene porqué hacerlo todo. Hay cosas que se pueden hacer accesibles, pero hay muchas cosas que son inaccesibles... para todos. En el mundo de Internet y de las TICs el nivel de accesibilidad para los usuarios, especialmente para los no familiarizados con la tecnología, es importante y hay que cuidarlo, pero en mi opinión es mucho más importante ofrecer contenidos que resulten atractivos. Si hay contenidos atractivos y útiles, las personas, incluso las personas mayores, se van a mostrar interesadas y van a utilizar la red en la medida en que encuentren cosas que les agraden. Por eso, no hay que pensar que todas las personas lleguen a ser usuarios avanzados que utilicen lectores de news, o participen en foros... Participarán si lo ven útil, participarán también en la generación de contenidos si lo ven útil. Lo que hay que trasladar a la sociedad es la utilidad que ofrecen las tecnologías. Eso mismo, en un ámbito más restringido, es lo que estamos haciendo en la red académica i2BASK. Porque los científicos también son personas, y también hay profesores que tienen 60 años. Lo que tienen que encontrar en el uso de las redes es utilidad para su trabajo.

Parece que se está generalizando la visión negativa de los contenidos de Internet y en eso los medios de comunicación tienen mucho que ver. Como vicepresidente del capítulo español de la Internet Society, ¿qué tiene que decir a eso?

Desde luego que se está haciendo mucho sensacionalismo. En la Internet Society este es un tema que nos preocupa mucho. Nuestro lema es “Internet para todos”; que llegue al tercer mundo, a zonas donde ahora no hay desplegadas infraestructuras, regiones de África, de Asia o de Latinoamérica y también que esa “Internet para todos” sea para todos los ciudadanos y que encuentren cosas de interés, que se facilite la accesibilidad.

¿Y cómo se consigue eso?

Estamos preocupados por la visión negativa que se da de Internet en muchos casos. Esa visión negativa hay que corregirla con cultura. Hay algo en lo que, personalmente, pienso que no se está haciendo suficiente esfuerzo por parte de los Gobiernos o de la “policia”; y es perseguir aquellas actitudes en Internet que perjudican a la comunidad. Uno de los casos más aparatosos es el correo spam, que genera enormes pérdidas en tiempo de los individuos y en tiempo para descargar el correo de los servidores. A nivel internacional deberían ser más enérgicos en buscar la forma de combatir ese tipo de actitudes.

Con el tema de los contenidos que son delictivos para el código penal sí parece que se está haciendo una investigación bastante intensa y en cuanto a contenidos inapropiados para jóvenes, habría que buscar alguna forma de tema de protección parental... aunque ya hay algún producto. Otros usos inapropiados de la red pueden ser los vídeos que cuelgan en youtube de narcotraficantes o de atentados... me parece que tiene que haber unos ciertos límites a estas actividades. No sé cual sería la mejor forma de abordar este problema, pero a mi me suele gustar recordar que el mundo digital no es distinto del mundo real. Nosotros cuando salimos a la calle estamos más o menos tranquilos pensando que no nos va a salir un atracador porque sabemos que hay una cierta policía que está vigilando para que ese tipo de comportamientos no se produzca. En Internet nos salen “atracadores”, pero ¿dónde está la policía que nos protege de aquellos que nos envían mensajes simulando que son un banco, por ejemplo? No sé cuál será la forma, pero también y conociendo la tecnología, sé que todas las utilizaciones de la red dejan rastro.

Es comienzo de año, hagamos un repaso de lo que ha sido Internet durante el 2007.

En el 2007 hay una serie de aspectos relacionados con las infraestructuras que han sufrido cambios importantes. En algunas ciudades ya se lleva la fibra óptica hasta el domicilio (FTTH) como en Holanda (Ámsterdam), en Francia (Pau), en Italia (Emilia Romania) y en los alrededores de París. Incluso a nivel regional hay una iniciativa del departamento de Pirineos Atlánticos que ha desplegado fibra por todo el territorio, desde Hendaia, hasta Baiona y hasta Pau. Éstas son infraestructuras para el futuro.

Otro hecho destacable es la explosión de vídeo en Internet (Youtube), los nuevos dispositivos móviles para el acceso a Internet y para llevar contenidos propios, como los últimos productos de Apple (ipod touch, iphone). En cuanto a la creación de contenidos destacaría los sitios colaborativos; los wikis, que siguen creciendo de una manera constante, y los blogs, ya en decadencia. Es un cambio de concepto, la web 2.0, en donde quien tiene el timón de los contenidos es el usuario. Ya no está sometido a los webmaster, sujetos a los webmaster, que decidían qué cosas se ponían en la web. Ahora el verdadero protagonista es el usuario.

¿Qué se prevé para el futuro de Internet?

Pienso en dos conceptos que van a influir en este futuro a corto y medio plazo, ubicuidad y multimedia. Las formas de relacionarse los individuos con Internet van a cambiar profundamente los próximos años, y esto es innovación. Tenemos que estar preparados para esta innovación; desde los investigadores y los científicos, hasta los ciudadanos. Pero es muy importante que quienes sepan aprovechar estas ventajas sean las personas relacionadas con el mundo productivo: investigadores y empresas.

¿Lo que ofrecen en i2BASK ahora para el mundo académico, será la Internet del futuro para el resto de los usuarios?

Sí. En las redes como i2BASK estamos preparando la nueva Internet: La Internet 2. Experimentamos con servicios que hoy sólo pueden estar en las redes académicas, pero que mañana estarán al alcance de los usuarios domésticos. El modelo de la futura Internet que estamos desplegando en el mundo académico se basa en disponer de grandes anchos de banda con unas infraestructuras que permitan hacer crecer esos anchos de banda prácticamente sin límite en un futuro, según se vaya desarrollando la tecnología. Esta infraestructura básicamente es la fibra óptica.

Los servicios que están ahora en las redes académicas son servicio multimedia que requieren un gran volumen de datos, como es el caso de la televisión de alta definición (HDTV). Dentro de la red académica, y utilizando un protocolo que no ofrecen los proveedores de Internet a los usuarios domésticos, estamos siguiendo experimentos de televisión por Internet. Podemos ver programas de televisión que se trasmiten a través de las redes académicas desde Australia, Asia, Grecia o EE.UU. Es un modelo en donde puedes elegir la televisión que te interesa o escoger qué programas quieres ver con un formato de “vídeo en demanda”.

Es decir, ver lo que se quiera cuando se quiera... Uno de los padres de Internet, Vinton Cerf, comentaba recientemente en una conferencia que el modelo de televisión actual va a desaparecer en un plazo bastante breve, entre 5 y 10 años. La televisión que conocemos ahora sólo se va a utilizar para las noticias, los grandes acontecimientos deportivos y las catástrofes. Esta nueva generación de servicios de Internet, que llegará a los domicilios quizá dentro de 10 años, es lo que ahora estamos ofreciendo en el ámbito académico. Josu Aramberri Miranda

(Bilbao, 1953) Licenciado en Ciencias Físicas y Doctor en Informática. Profesor de la Universidad del País Vasco. Coordinador de los programas I2BASK, red de I+D+i para el País Vasco, y de EuskoNIX, punto de intercambio de tráfico Internet en el País Vasco desde Diciembre de 2000. Durante más de diez años ha sido Coordinador de Informática y Coordinador de Red de la UPV/EHU. Ha trabajado especialmente en temas relacionados con Internet, infraestructuras de comunicaciones, videoconferencia y eLearning. Ocupó el puesto de Director de Política Científica en el Gobierno Vasco de 1985 a 1987. Entre otros cargos universitarios ha sido Vicerrector de Profesorado, Decano de la Facultad de Informática, y Director del Departamento de Informática. En la actualidad, como Coordinador de la Red Académica I2BASK y de EuskoNIX está impulsando la existencia de infraestructuras regionales para la Sociedad de la Información, tanto en el ámbito de las redes académicas como entre los ISPs. También promueve el despliegue de servicios relacionados con las Redes Académicas, especialmente en el ámbito del cálculo intensivo (GRIDs), Multimedia (videoconferencia IP, streamings de video por Internet), eLearning, y gestión de contenidos colaborativos basados en Wikis. Es vocal del patronato de la Fundación Euskomedia de EuskoIkaskuntza (edición de contenidos en Internet), y vicepresidente de la Junta Directiva de ISOC-ES.