398 Zenbakia 2007-06-08 / 2007-06-15

Elkarrizketa

Luix Mari Zulaika. Profesor de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte: Es necesario integrar una actividad física desde la infancia en nuestra vida

SALABERRIA, Urkiri

BELAXE. ITZULPEN ZERBITZUA

Hemos quedado en una sala que nos han preparado en el tercer piso del gazteleku de Zarautz. Por supuesto, subimos a pie, ¡porque hacer ejercicio es bueno!

Hace 2000 años, Juvenal ya decía aquello de “Mens sana in corpore sano”.

Sí. Todos los tópicos tienen algo positivo y negativo, por lo que debemos saber adaptarlos según su contexto. El deporte, la educación física y el ocio en general han ido adaptándose a los tiempos. Antes, esos tópicos reflejaban unos valores y objetivos determinados.

¿Y ahora?

Vivimos un momento de transición. Como en todos los periodos de cambio o de crisis, existen problemas y conflictos que dificultan que algunos colectivos cambien sus planteamientos.

Ya que ha mencionado el término ‘tópico’, hablemos de otro: “buen deportista y mal estudiante” y viceversa.

Tradicionalmente se detectaban las capacidades del niño y, si éstas resultaban extraordinarias, se realizaba un entrenamiento especial para que llegara a la máxima categoría.

Sin embargo, en el siglo XXI creemos que el deporte o, más ampliamente, la actividad física, es positiva para todos y que debemos desarrollar hábitos saludables desde la infancia con el fin de que los adultos no sean tan sedentarios. Hoy en día, el sistema de notas no se rige por los parámetros del pasado, por eso es posible encontrar a un alumno con capacidad para llegar a ser deportista de élite que tenga malas notas en la Enseñanza Obligatoria debido a una mala actitud. Por otra parte, numerosos estudios han demostrado que la práctica de algún deporte mejora el rendimiento escolar.

Entonces el mensaje es claro...

Sí, porque no solamente hablamos del aspecto exterior, sino de salud, de psicología, sociología, etc. Debemos integrar la actividad física desde la infancia como una faceta más de nuestras vidas en la que cada uno elegirá, desde luego, la actividad que más le guste.

Por sus palabras parece que la actividad física no se limita al deporte.

No. El abanico es muy amplio y variado. Por ejemplo, ir al trabajo andando o en bicicleta, arreglar las flores del jardín, cortar leña, subir escaleras o pasear por la playa constituyen actividades físicas. Cada uno debe encontrar un lugar en el que disfrute dentro del amplio espectro de la actividad física, ya sea gordo, torpe, patoso, rápido, delgado, etc.

Al decir “voy a dar una vuelta” pensamos en el coche. ¿Es posible cambiar el ‘chip’?

Vivimos en una sociedad cada vez más sedentaria, con todo lo bueno y malo que ello implica. En el ámbito laboral, las máquinas hacen nuestro trabajo impidiendo que nos cansemos tanto físicamente. Eso es positivo en sí mismo, pero para mantenernos sanos debemos aprender a quemar esas calorías de otra forma. El ser humano necesita desfogarse, liberar tensiones, si no, se atrofia. Recuerdo que alguien me dijo una vez: “quién nos iba a decir que pagaríamos por hacer deporte”. Hoy en día, sin embargo, nos parece normal pagar la cuota del polideportivo.

¿No será por puro consumismo?

En realidad, se trata de reivindicar otros valores. Debemos tomar medidas para reducir el consumo de recursos y el gasto calórico. Empezando por el urbanismo, la arquitectura debería adaptarse para que los niños (y todos, en general) puedan ir andando o en bicicleta por el carril bici tranquilamente, el ocio debería ser al aire libre y estar relacionado con una actividad física, la dieta debería ser más adecuada, etc. En la familia, el colegio y la sociedad deberíamos aceptar y valorar el cuerpo.

¿Qué orientación se les da a quienes muestran capacidades especiales desde niños?

Quisiera subrayar en este sentido que los comienzos deberían ser entretenidos, divertidos y bonitos para todos. No podemos seleccionar a unos niños y tratar a otros como “desechos”. Debemos lograr que los niños vean la actividad física como algo agradable. A partir de ahí, luego ya trabajaremos las capacidades de esa minoría.

¿Esos deportistas excepcionales o ‘cracks’ son escasos?

Muy escasos. Recuerdo una investigación cuyos resultados afirmaban que, de todos los niños nacidos en un año en un territorio histórico de la CAPV, solamente uno tendrá la oportunidad de llegar a ser deportista de élite en su disciplina.

Entonces, ¿qué les decimos a los padres que quieren que su hijo sea una ‘estrella’?

Que todos los niños deben disfrutar con la actividad física para que se convierta en parte integrante de sus vidas y les permita estar más sanos el día de mañana.

En cualquier caso, como ya hemos visto, la trayectoria de los deportistas es muy diferente entre sí, ya que son muy pocos los que tienen la capacidad de llegar a ser deportistas de élite. Por eso, puede resultar muy peligroso y perjudicial para los niños que sus padres se empeñen en que sean profesionales.

Quizá los padres deberían realizar un curso especial para no presionar de sea manera a sus hijos...

A ese respecto tengo dos comentarios. Por una parte, lo que los niños ven en la televisión lo asumen como modelo: deportistas convertidos en estrellas que ganan una fortuna y llevan una vida excepcional. Por otra parte, los padres proyectan una mezcla de sus propios deseos, necesidades y otras muchas cosas que confunden a sus hijos. Estamos trabajando en ello mediante cursos especiales cuyo fin es corregir los objetivos inadecuados.

Ya que hablamos de los hijos/as, ¿hay diferencias entre chicos y chicas?

La participación de las chicas en actividades deportivas desciende mucho en la adolescencia. Parece que el mensaje que los padres transmiten a sus hijas a los quince años es: “tú aprende y no pierdas el tiempo en otras cosas”, pero a sus hijos sí que les animan a continuar practicando deporte porque está bien visto.

Para finalizar, ¿considera la educación física tan básica como las matemáticas? Por supuesto. La educación física es muy importante porque se trata de una “materia” cuyos resultados podremos observar a lo largo de toda la vida y que nos permitirá adquirir hábitos saludables. A partir de ahí, que cada uno haga su propia reflexión. Luix Mari Zulaika Isasti

(Zarautz, 1965) Luix Mari Zulaika es padre de tres niños y está casado con una médico, por lo que conoce muy bien la importancia de realizar debidamente ejercicio físico desde la infancia. Es doctor en pedagogía con la especialización en psicología, licenciado en pedagogía y diplomado en magisterio de educación física. Se ha concentrado en las áreas de educación física, enseñanza y psicología del deporte durante su formación, gracias a lo cual ofrece una preparación multidisciplinar o transversal que refleja la tendencia surgida a partir de la reforma de Bolonia, cuya finalidad es ofrecer una preparación compuesta por créditos troncales y de libre elección que permita “lograr el perfil que más se adecue a cada uno”. Bibliografía . ARRUZA, J. A. Nuevas perspectivas acerca del deporte educativo. Leioa. Euskal Herriko Unibertsitatea. 2002. . GIMENO, F. Entrenando a padres y madres. Zaragoza. Gobierno de Aragón. 2000. . GZLEZ. ARAMENDI, J.M. (2003) Jarduera fisikoa, kirola eta bizitza. Oreki Fundazioa. Lasarte-Oria. . GONZALEZ, Angel (2007) Eskola kirolean nesken parte hartzea sustatzeko neurriak. Bizkaiko Foru Aldundia. Bilbo. . MAKAZAGA, A. . VIZCARRA, M. T. Análisis de una experiencia de formación permanente en el deporte escolar a través de un programa de habilidades sociales. Bilbao: UPV/EHU (serie tesis doctorales) 2004. . ZULAIKA, L. M. eta MUÑOA, M. (editoreak). 30 ARRAZOI KIROLA EGITEKO. Onura fisikoak osasunean. 2002.