El teatro de raíz popular en Catalunya
Víctor Cucurull Miralles

La historia del teatro va íntimamente ligada a la historia de los pueblos y muy en concreto de los aparatos de poder, porque como representación forma parte de las superestructuras que vertebran a los sujetos colectivos: estados, iglesias, cajas y bancos, etc.

Así pues, no es de extrañar que, en el teatro, se representen aquellos avatares, conflictos o ideales que mas preocupan a quienes ostentan el poder y que, en los anales de las naciones, figuren grandes escenas que se parecen mas a los llamados golpes de teatro que a la vida de las gentes con sus realidades y querencias.

Pero si esto es cierto, no lo es menos que la gente dispone de espacios y lenguajes específicos para la trasgresión del sistema y, en consecuencia para oponerse a los principios de autoridad. El espacio público y la fiesta son el paradigma de esta relación compleja entre personas y estructuras. Nunca sabremos hasta que punto puede llegar la trasgresión frente a la capacidad integradora del poder. En cualquier caso resulta que la relación entre reyes y bufones, tanto en la antigüedad como en la actualidad, es prácticamente indisoluble.

Dicho esto, se entiende que para poder hablar de teatro popular conviene tomar precauciones. Pues no siempre lo que aparece en el dominio de las manifestaciones teatrales mas populares o de las autorías anónimas, responde al supuesto. Para alzar el telón, por poner un ejemplo de lo muy mediatizado que puede estar lo supuestamente popular, siempre hay que pedir permiso a la autoridad competente. Cuando el teatro ocupa la calle, peor.

En este sentido, es interesante saber que la actividad teatral esta sujeta a una amplia legislación que regula hasta el mínimo detalle de sus actividades en lo que concierne a seguridad, a responsabilidad y en especial a lo referido a orden público.

Así pues, andamos, profesionales y aficionados, en el mismo barco. En lo profesional por mas que se esfuerzan, entre hacienda y seguridad social, no acaban de encontrar el encaje de una actividad que se desarrolla mayormente con nocturnidad y cierta alevosía. En lo público tampoco se acierta a dar una medida de equidad entre los fastos oficiales y la necesaria ayuda a creadores y proyectos. En lo privado los éxitos de unos pocos no pueden disimular la precariedad del trabajo de la mayoría de las compañías. En lo popular mas que en ningún otro tipo de teatro se manifiestan las virtudes y los defectos por lo que mejor seria ahorrarse el retrato de la situación actual que, si no fuera por tan escasas carnes, en tal desnudez, pudiera parecer pura pornografía.

A pesar de todo ello, al menos en la realidad cultural catalana actual, se puede hablar de la existencia de teatro popular en dos sentidos claramente distintos. De una parte existen alrededor de unas 700 compañías de aficionados que, con una tozudez heroica, siguen produciendo teatro, con textos de autores clásicos o contemporáneos, catalanes y universales, generalmente en lengua catalana, excepto cuando se trata de poner en escena un autor español que suele darse en versión original. Dentro de este dominio se distinguen tres grandes ámbitos.

Los grupos de teatro clásico de base asociativa. Representan el 45% del total de los cuales 234 están federados a través de 10 coordinadoras territoriales. Nacidos en ateneos libertarios, republicanos o catalanistas, casinos burgueses, monárquicos o centros parroquiales, en diversas épocas, desde el siglo XIX, han proliferado con mas o menos problemas según la situación política, hasta el presente

Un segundo bloque está formado por grupos de jóvenes que nacen en los institutos, y en centro juveniles que, tras algunas rupturas, una parte permanece en un estado indefinido, a veces, con pretensiones de profesionalidad, progresando a través de itinerarios diversos de formación artística. Representan el 35% del total.


Construcción Corcel para el cortejo del príncipe Menussa.

Finalmente están los grupos especializados en teatro de la tradición que constituyen el 20% del total. En este ámbito hay que notar que perviven manifestaciones dramáticas de dos tradiciones bien distintas. La tradición catalana de los "misteris" de origen medieval, como el "Misteri d’Elx", auténtico monumento de la cultura universal, declarado recientemente por la UNESCO patrimonio de la humanidad, documentado desde el siglo XIV y vigente sin prácticamente interrupciones hasta hoy. Y, los que perviven de la tradición del "auto" mas castellano-portuguesa, que se fundió en el siglo XVI con la tradición autóctona dando lugar a los llamados autosacramentales.

De esta segunda raíz tradicional se conservan textos en catalán desde el mismo siglo XVI, originarios de todo el país, es decir desde Perpinyà, hasta Mallorca o València, pasando por las tierras de l’Ebre, Lleida, Girona, Barcelona, etc. Textos que en versiones sucesivamente renovadas se han representado hasta nuestros días: Pasiones, "Pastorets", etc.

También siguen vivos algunos espectáculos de la primera raíz, como son los: "Balls Parlats", de temática religiosa o profana, "Balls de Diables", "Bastoners", "Muixigangues" i representaciones hagiográficas como las "Santantonades", lo que, en su conjunto, supone un patrimonio, en gran parte vivo, de notable riqueza. Algunos ejemplos maravillosos de estas artes son "La Patum de Berga" o la "Dansa de la Mort" de Verges i la "Santantonada" de Forcall.

Y, por otra parte, se conserva una dinámica muy densa de manifestaciones festivas tradicionales, muchas veces ligadas al patrimonio descrito, auténtico crisol de manifestaciones artísticas populares que no deja de sorprender. Una de sus muestras mas elocuentes son las internacionalmente conocidas torres humanas obra de los "Castellers" grupos de hasta mil personas que trabajan esta singular muestra de arte vivo alcanzando cotas de perfección y de emoción realmente notables. Además del gran número de entremeses, gigantes y cabezudos, bestiario festivo y danzas tradicionales que existen en casi todas las poblaciones de Catalunya, con sus coreografias, sus vestuarios, sus músicas y sus actividades. (Se adjunta un cuadro resumen actualizado de grupos artísticos de cultura popular)

Conviene advertir que no hay una frontera entre las diversas disciplinas pues juntas se encuentran en la presentación de dramaturgias festivas, tanto las que se producen en la calle como en sala. De todo lo dicho hasta ahora se deduce ya que, en general, lo popular sucede en el ámbito festivo. Un espacio y un tiempo especial donde se rompen las convenciones y se forjan los mitos que cohesionan a los sujetos colectivos, muchas veces a pesar de los designios de quienes mandan y creen controlar la fiesta. En este sentido cabe señalar que en este ámbito cultural la vitalidad es creciente. Quizás, lo mas sorprendente, sea la capacidad de renovación de este sector. Como ejemplo basta citar la creación del llamado "Correfoc" protagonizado por diversas "Colles de Diables i Bestiari de Foc" que se ha convertido en el paradigma del espectáculo festivo de participación.


Colla de Diables en plena actuación. Festes d'Hivern de Vila-Seca 2001.

A pesar de todo ello, tanto en el campo del teatro no profesional como en el de las manifestaciones escénicas festivas existen lagunas de formación artística y también técnica. Por lo que, estos últimos años, se han creado ofertas, desde las instituciones, para los grupos de cultura popular que han tenido una buena acogida en general.

Desde el "Centre de Promoció de la Cultura Popular i Tradicional Catalana" de la Generalitat de Catalunya, se ha creado la "Escola Catalana de la Festa". Esta funciona durante el curso académico en Aulas especializadas en música y danza (se está creando el Aula de Teatro) y durante el verano a través de tres escuelas monográficas en Esterri d’Àneu, Horta de Sant Joan y Viladrau para danzas, juegos tradicionales y música. Además se ha creado un Campus en Llívia de carácter pluridisciplinar, en el que se trabajan en forma de cursos y talleres las diversas técnicas y disciplinas asociadas a las manifestaciones de la cultura popular más comunes: vestuario, construcción de figuras festivas, interpretación y puesta en escena teatral, literatura oral, repertorio, coreografía, instrumentos tradicionales, técnicas de circo, ornamentación, etcétera.


Campus de Cultura Popular. Llívia julio 2000.

Desde la Diputación de Barcelona este mismo año (2001) se ha creado el Programa BULEVART para dar apoyo a la creación artística no profesional. Se ha previsto una batería de servicios para grupos de teatro, danza, música instrumental y coral, así como para las artes visuales, en el ámbito de la formación, la producción, la gestión y la comunicación. No se trata de dar subvenciones sino de prestar servicios para el desarrollo de aquellos proyectos que se planteen desde una perspectiva pluridisciplinar y con vocación supramunicipal.

Finalmente, cabe decir que la presencia del público en este sector no suele ser un problema, en general. En las propuestas participativas, itinerantes o de calle la respuesta suele ser masiva. En espectáculos de sala las medianas de ocupación del aforo disponible en Barcelona son inferiores en relación a la oferta profesional o comercial, en cambio en las ciudades medianas son superiores en términos relativos y en el resto del país son superiores en términos absolutos.

Como conclusión cabria decir que, partiendo de una situación difícil, el teatro popular, por la facilidad de comunicación y de gestión que aporta la telemática y por la demanda creciente de servicios en el sector del ocio, se encuentra en un punto clave para su futuro desarrollo. Hoy es posible superar los retos de la calidad en lo artístico y de la eficacia en el terreno de la gestión y la comunicación, aún en el contexto de un trabajo creativo no profesional. Siempre que la autoridad lo permita y el tiempo no lo impida, claro.

Anexo.- CUADRO RESUMEN CULTURA POPULAR EN CATALUNYA

700
374
119
412
97
65
137
171
45
31
59
92
159
76
19
691
233

Compañias no profesionales de teatro
Colles Sardanistas
Coblas (orquestra tradicional)
Corales federadas
Orfeones federados
Corales Juveniles
Corales Infantiles
Grupos de Música Tradicional
Grupos de Habaneras
Bandas de música
Colles de Castellers
Colles de Bastoners
Colles de Diables
Colles de Bestiari
Colles de Trabucaires
Colles de Gegants
Esbarts Dansaires


Víctor Cucurull Miralles, director de la FUNDACIÓ SOCIETAT I CULTURA -FUSIC-

Euskonews & Media 131.zbk (2001 / 7 / 13-20)


Artikulu honi buruz zure iritzia eman - Opina sobre este artículo

Dohaneko harpidetza | Suscripción gratuita | Abonnement gratuit |
Free subscription


Aurreko Aleak | Números anteriores | Numéros Précedents |
Previous issues


Kredituak | Créditos | Crédits | Credits

Eusko Ikaskuntzaren Web Orria

webmaster@euskonews.com

Copyright © Eusko Ikaskuntza
All rights reserved